+34 619 48 14 12

Entiendo que enseñar a los niños a entrenar su mente y a calmar sus pensamientos es algo básico para la vida, y yo estoy para que tengan acceso a este aprendizaje vivencial.
Si somos capaces de entender como funciona nuestra mente de la misma manera que somos conscientes de que empezamos a tener hambre, o sed o que tenemos sueño sería una manera muy sana de vivir nuestros días simplemente atendiendo a ello. Cuando practicas Mindfulness con regularidad aprendes a vivir lo que ocurre en el presente desde un estado de aceptación natural que proporciona bienestar a tu vida.
No es tener una varita mágica que lo cambie todo de color, es aprender a relacionarte con lo que ocurre en este momento, el presente, con una atención especial, con intención y amabilidad.

Practicar Mindfulness no significa que ya vas a vivir en la calma para toda tu vida, la vida ya se encarga de actuar a diario. No significa que tengas que retirarte con los monjes del Himalaya y raparte la cabeza como ellos. No significa que ya sólo vayas a vivir en silencio, pero si a nutrirte de él y a tolerarlo en ti y con los demás. El silencio tiene efectos muy beneficiosos para la salud y es necesario para que podamos integrar aprendizajes, entre otras cosas.

Aprender a practicar Mindfulness significa que vas a aprender a observar tu vida con ojos curiosos, con apertura y aceptación. Enseñar esto a los niños para que puedan adquirir estas habilidades de manera tan natural es como dotarles de un SuperPoder con el que van a poder acceder a sus estados de calma en la agitación, a concentración desde la atención, a sus emociones desde la amabilidad y el respeto, a la empatía desde la amabilidad hacia sí mismos y hacia los demás, a la compasión desde la autocompasión, a su flexibilidad desde el reconocimiento de su rigidez, a la libertad desde su sabiduría…
Son tantos los elementos contenidos en la práctica de Mindfulness como los beneficios que nos aporta en la vida diaria.
Ayudar a que los niños creen hábitos para conectar con ellos mismos a través de la enseñanza de Mindfulness es parte de mi responsabilidad como parte de esta sociedad, además de proporcionarme una gran satisfacción.