+34 619 48 14 12

 

Estos días de repente todo ha cambiado su valor

Una nueva etapa en la que se nos pide responsabilidad social, conciencia, adaptación y los actos de solidaridad y de humanidad compartida aparecen de manera natural. También aparecen los de desesperación, miedo, ansiedad, confusión, enfado, asco…

Todo cambia…aunque no fue de repente, si la sensación.

De repente…tenemos tiempo.

De repente… se agotan las excusas. Todo lo que siempre tuviste emerge.

De repente llamas en vez de usar el wassap.

De repente necesitas ver y abrazar más que nunca.

¿Te has dado cuenta a quién le has preguntado simplemente …Cómo estás? …y a quien has dejado de hacerlo?

En estos días vivimos la incertidumbre como un hecho real ya que antes no percibíamos igual el cambio constante de la vida.

Las sensaciones corporales, mentales y emocionales que nos produce este movimiento colectivo es diversa al igual que la experiencia.

Estos momentos son también una oportunidad.

Sobre todo hay algo en lo que poner foco que tampoco percibíamos igual hace a penas unos días y es la ‘humanidad compartida’. Y es que somos seres sociales y ahora vivimos aislados. Es cuando emerge esa conciencia colectiva de necesitar al otro y sobre todo, querer compartir lo mejor de nosotros mismos a través de actos, ideas, buenos deseos y activación social desde lo individual a lo colectivo.

Soy afortunada, trabajo con personas, viajo a ellas y comparto momentos muy especiales activando el bienestar consciente. Yo al menos percibo que dan lo mejor de sí mismas cuando compartimos tiempo, espacio y libertad a través de Mindfulness.

 

Hoy recibo mensajes de agradecimiento, recuerdo y activación colectiva. Me emociona, me activa y me hace sentir que nos necesitamos más que nunca (siempre fue así, aunque cómo percibimos los momentos varíe y ahora nos abre a una mayor consciencia de unión).

 

Me gustaría poder aportar en estos momentos perspectivas más útiles y funcionales a los momentos que vivimos:

  1. Respira profundamente sin cuestionamientos durante unos minutos, dejando que el aire llegue a todo tu cuerpo. Oxigénate
  2. Enfócate a lo que si puedes hacer, empieza por cosas pequeñas. Incluye pequeñas rutinas sanas. Esta mañana al lavarte la cara, masajéala.
  3. Cuando respires mantén tu mente libre y conecta con el movimiento natural de tu respiración.
  4. Hoy conecta con las sensaciones de tu cuerpo

Cuentame como te ha ido

 

 

 

 

#Respira #CuandoVuelvanLosAbrazos #TodoVaASalirBien #QuedateEnCasa

#ViveteComoUnaOportunidad #ElTiempoEsUnaHerramienta #NosNecesitamos

#HumanidadCompartida #Mindfulness #CuerpoMenteEMoción #AmaLoQueHaces

#Vive #DayRecibe